La obesidad es un factor de riesgo

| 0 Comentarios

Si estás pensando en tener un animal de compañía, debes saber que la obesidad se encuentra entre los principales problemas de salud de nuestras mascotas, llegando a afectar a alrededor del 40% de la población canina. Así que desde el primer momento en que decidas incorporar a tu vida un cachorro, deberás vigilar que su alimentación sea la adecuada, y será importante asegurarle unos hábitos saludables en cuanto a la cantidad de ejercicio físico diario, todo ello con la finalidad de evitar a tiempo dicho probOrtopedia caninalema. El principal causante de obesidad canina es debido a factores que dependen exclusivamente de los propietarios, pues son la sobrealimentación y el insuficiente ejercicio. Así pues, debemos ir con cuidado con las pautas de alimentación que tengamos con nuestras mascotas, y siempre que sea posible, es importante que promovamos un abundante ejercicio físico si es que lo necesita, o el suficiente para asegurar que hace el conveniente según su etapa fisiológica. Otros factores predisponentes a padecer obesidad son la esterilización, la edad más avanzada, o los perros que realizan muy poca actividad física. En cuanto a enfermedades predisponentes, el hipotiroidismo se encuentra entre las que predispone especialmente a padecer obesidad, ya que ralentiza el metabolismo del perro que lo padece. Por otro lado, si decides adquirir un animal acudiendo a criadores o otras empresas dedicadas a la venta de perros, como Portal del Criador, debes saber que algunas razas de perros están predispuestas a sufrir obesidad, algunas de ellas son los Basset Hounds, los Beagles, los Golden Retrievers, los Labrador Retrievers, los Cocker Spaniels, los Cairn Terriers o los Cavalier King Charles Spaniels.

Las consecuencias para la salud de nuestro perro, en caso de que padezca obesidad, son muchas, y van desde afectaciones articulares que harán necesario hacer uso de productos de ortopedia canina, a problemas respiratorios, cardiovasculares y endocrinos, como la diabetis mellitus, entre otros. Así pues, si nuestro perro es de los que tienen algunos kilos de más, deberíamos considerar seriamente tomar medidas para que no sufra las múltiples consecuencias que implica este problema. Entre las medidas, deberíamos considerar acudir al veterinario para que nos diseñe una dieta específica de adelgazamiento, que deberemos seguir al pie de la letra si queremos tener éxito, pues la obesidad es una patología difícil de corregir.

Finalmente, es importante saber que, en este caso, el mejor tratamiento es una buena prevención. Así, en aquellos casos en que exista predisposición, como determinadas razas de perros, la esterilización o el hipotiroidismo, entre otros, intentaremos actuar desde el principio para evitar que sufran las consecuencias que representa sufrir obesidad.

Redacción de Ortocanis.

Tienda de arneses y sillas de ruedas para perros

 

Autor: Ortopedia Canina

Ortopedia-canina es el primer blog especializado en la materia. Promovemos mediante ayudas técnicas a perros con alguna discapacidad motriz.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.